lunes


Alma,
nada va a parar
hasta las mañanas van a cazarte.

cada cama caerá en soledad
cada cárcel se sabrá cuerpo
ávido de placer
muecas
ávidas de placer
mentes
ávidas de placer

alma
ávida de placer
cargá las armas, matá a mansalva
que se ven desde el tren
moros como locos
en la vera del camino
riendo como el fuego
de tus marcas de agua,
de tus tajos al viento
de tu caricia lasciva
trocada en la tierra por silencio.

Alma,
cantá aun cansada
que el desdén del deber es urgente
y las horas claman por el horror entre dientes.
que cuando caigan, alma, las madrugadas
y una mañana la vida normalice tus viscisitudes
sera tarde para volver
sobre la desidia que te hace contingente.

4 comentarios:

F. dijo...

Que belleza!!!!! que gusto es leer cosas así hidalgas e insulgentes....
Maravilloso Nuri!!!!

su dijo...

faa.
no sera mucho?

lo de hidalgo me recuerda al quijote, y a que terminaste con española A. buena onda

F. dijo...

Bueno, su... me surge una pregunta: quién sois? ya que por lo que se ve conoce de las rutinas universitarias.
Sí, evidentemente estoy influenciado por la lectura del Quijote.... suele suceder despúes de tantas horas de verlo...
Ahora bien, reafirmo lo que ha sido de decir, me parace muy bonita y me pone muy contento (como para decir cosas así) que dicho portador de palabras ande por estos lados...
Sin más perdón por la incontinencia...

Jorge Nuri dijo...

:P
firme yo con la cuenta de mi vieja,
en cuyo documento se encuentran las razones para que se la apode "Su".

gracias por todas las bienvenidas que me dan!